Páginas

jueves, 12 de junio de 2014

Practicar deportes te ayuda a llevar una vida mas sana

El consumo de tabaco perjudica seriamente la salud ( como se advierte en los paquetes de cigarrillos ) y además reduce el rendimiento deportivo, por esta razón entre la población de atletas el porcentaje de fumadores es mucho más bajo que en el resto de la población, además se comprueba que este porcentaje se reduce progresivamente al pasar de deportes colectivos a deportes individuales, hasta ser prácticamente nulo en deportes individuales de alto nivel de exigencia como el ciclismo en carretera o las carreras de fondo.

Estos datos permiten corroborar la “ acción preventiva y rehabilitadora del deporte frente a hábitos nocivos” como el tabaco, alcohol y otras drogas. Influyendo sobre el individuo a distintos niveles:
  • Rendimiento deportivo: diez inhalaciones de humo provocan una disminución del 50 % del rendimiento de las vías respiratorias durante una hora. Un rendimiento deportivo óptimo exige la renuncia al consumo de tabaco.
  • Influencia del grupo: el rendimiento deportivo no es sólo una exigencia individual sino colectiva para alcanzar el objetivo común de la victoria. Además el deportista se identifica con el grupo mimetizando un comportamiento basado normalmente en hábitos saludables.
  • Ejemplo del adulto: el joven deportista suele tomar como modelo alguna figura consagrada del deporte que en la mayoría de los casos (desgraciadamente no siempre ) se identifica con un comportamiento ejemplar y un estilo de vida sana.
  • Influencia en los otros: el deportista es capaz de influir en los otros demostrando que sus éxitos son incompatibles con el vicio.
  • Satisfacción: el atleta obtiene en la practica deportiva un nivel de satisfacción en sus relaciones interpersonales y en el aspecto puramente físico, que no se siente atraído por el estímulo artificial del tabaco. 
  • Rebeldía: el deporte actúa de válvula de escape de tensiones, permitiendo reafirmar la personalidad y canalizar de forma positiva la agresividad juvenil.

viernes, 6 de junio de 2014

Concepto de la Salud

La salud es un concepto muy amplio que abarca todas las funciones del organismo, tanto físicas como psíquicas. La salud es un estado de la persona en que presenta un equilibrio entre el organismo y su funcionamiento, el entorno y las necesidades que este le genera. Es muy conocida la frase que define la salud como algo más que la ausencia de enfermedades, la Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, por tanto se pueden establecer estos tres componentes de la salud.
  • Componente orgánico: hace referencia al funcionamiento optimo de los distintos aparatos, sistemas, órganos, tejidos etc. que integran el organismo humano y cuyas alteraciones morfológicas y fisiológicas determinan las enfermedades.
  • Componente Psicológico: indica la necesidad de que el individuo mantenga una relación interna consigo mismo equilibrada, mostrando un nivel adecuado de autoestima y aceptándose tal y como es, con sus virtudes, defectos y limitaciones. 
  • Componente Social: indica el grado de relación del individuo con su entorno. Con el medio natural en el que se integra y muy especialmente con el grupo humano del que forma parte en el ámbito familiar, laboral, de ocio y tiempo libre etc. 
La salud es un derecho del individuo, acordado entre todos los organismos internacionales, y está regulado en la legislación de los Estados (por ejemplo, en la Constitución española). Este derecho le permite a la población exigir una prevención adecuada por parte de los poderes del Estado y una atención adecuada y al alcance de todos. También, sin embargo, la salud es un deber que obliga a seguir unas normas de prevención de accidentes y de enfermedades, a respetar el entorno y a prestar ayuda a los demás, si es necesario.

martes, 3 de junio de 2014

El 74% de las mujeres españolas esperan mejorar su estado de bienestar en los próximos 5 años.

El cuidado de la salud y el bienestar se ha convertido en un asunto que cobra cada más interés entre la población femenina. Aún así, sólo un 29% de las mujeres afirman mantener hábitos saludables. Así queda reflejado en los datos del I Estudio de hábitos de vida saludable y bienestar en las mujeres, un estudio elaborado por el Instituto DKV para la Vida Saludable, una iniciativa de DKV Seguros en colaboración con la Universidad Rey Juan Carlos, creada para promover la mejora de la salud y la vida de la población mediante la divulgación de información y la formación orientada a inculcar hábitos saludables.

El estudio pretende medir los hábitos más o menos saludables y de bienestar entre la población femenina, y tomar así conciencia de la realidad del cuidado de su salud. La investigación se ha basado en un cuestionario online sobre una muestra de 3.000 mujeres, con hijos y sin ellos, españolas, entre los 18 y los 65 años, de todas las comunidades autónomas.

El Instituto DKV de la Vida Saludable pretende dar pautas útiles para ayudar a que las personas se conviertan en agentes corresponsables y activos en el cuidado de su salud. Con la puesta en marcha de la iniciativa se potenciará la prevención así como los valores del ejercicio y los hábitos para una vida sana.

La investigación se ha basado en 6 grandes bloques: percepción de bienestar, hábitos saludables, medicina y prevención, alimentación, actividad física y descanso, y en cada uno de ellos, además de analizar la práctica real de hábitos saludables de las encuestadas, se ha investigado el nivel de conocimiento que tienen de los mismos. En este sentido, el estudio refleja que, aunque en general el conocimiento que tienen las mujeres de prácticas saludables es bueno, en realidad no lo cumplen.

Percepción de Bienestar

Teniendo en cuenta factores físicos, psicológicos y emocionales, el 65,5% de las mujeres entrevistadas perciben su estado de bienestar como bueno o muy bueno, y el 74,4% esperan mejorarlo en los próximos 5 años. Cabe destacar que las jóvenes de entre 18 y 24 años son las que tienen más altas expectativas de que su bienestar mejore (84%), y el 40% de las de edades comprendidas entre los 45 y los 54 años valoran negativamente su estado de bienestar general.

Es el malestar emocional la razón fundamental que explica los bajos niveles de bienestar de aquellas encuestadas que declararon sentirse así (el 35%), con un 57% de respuestas. Pero esta percepción de experiencias o emociones negativas tiende a disminuir con la edad, mientras que la percepción de enfermedad física tiende a aumentar, cuanto más mayores son las encuestadas, mejor se encuentran emocionalmente, y cuanto más jóvenes son, físicamente se encuentran peor.

Para mejorar la sensación de bienestar, el 88,9% de las mujeres declara que escuchar música a diario es la actividad que mayor bienestar les reporta, seguido de la lectura y del voluntariado social, con un 84,5% y un 80,3% respectivamente.

Hábitos saludables

Al preguntar a las encuestadas si consideraban que mantenían hábitos saludables, sólo el 29% afirmaron hacerlo, frente al 64% que procuran llevarlo a cabo pero no como rutina. Existe un pequeño porcentaje (7%) de mujeres que no se cuidan nada, y es reseñable que éstas tienden al sobrepeso y la obesidad.

Al indagar en el cuidado de diferentes aspectos, la higiene destaca sobremanera, con un 82,9% de respuestas. Pero preocupa el bajo porcentaje de respuestas en aspectos como el sueño, la alimentación, la actividad física, el estrés o el peso, que ronda el 30%. Si que declaran el 58,6% que deberían cuidar más la manera “saludable” de desarrollar su trabajo y el 56,7% el peso.

Llama la atención el dato de las mujeres que declaran no fumar, un 72%, siendo esta cifra superior en las jóvenes de entre 18 y 24 años, un 81,9% , frente al 19% de las encuestadas que afirman consumir tabaco a diario.

 En cuanto al consumo de alcohol, el 64% de las mujeres consume ocasionalmente. Este consumo ocasional disminuye con la edad (58,1%) pero aumenta si las encuestadas no tienen hijos (71,8%).

Alimentación

A pesar de que el 89,4% considera saludable hacer 5 comidas al día, sólo lo hace un 48,1%.

En cuanto al conocimiento de los hábitos óptimos de diferentes grupos de alimentos, en general, las encuestadas conocen la frecuencia con la que se debería consumir cada grupo de alimentos (fruta fresca, verduras, dulces, comida rápida, etc…), pero al indagar por los hábitos reales hay marcadas diferencias en el consumo de frutas, verduras y zumos naturales.

Los alimentos que tienden a consumirse más a medida que aumenta la edad son los lácteos, la fruta fresca, las verduras, el pan, los cereales y los zumos naturales, y por el contrario disminuye la ingesta de dulces, embutidos, comida rápida y aperitivos.

En cuanto a la sal y el azúcar, parece que las españolas no abusan de su consumo. Un 74% consume sal a diario pero sin abusar, y un 53% declaran lo mismo con el azúcar.

 Parece que el consumo de agua es algo que preocupa a las mujeres españolas, ya que un 63% beben de 1 a 2 litros de agua al día. Es destacable que las personas con sobrepeso beben menos agua.

Actividad física

Gran parte de las encuestadas, el 68%, reconoce haber comenzado una actividad física que después no ha continuado. Este dato lo lideran las jóvenes de entre 18 y 24 años con un 78% de respuestas, y son las mujeres de mayor edad las que menos respuestas dan en este sentido.

Al preguntar a nuestra muestra si practica algún tipo de ejercicio, la gran mayoría coinciden en afirmar que realizan ejercicio moderado, entendiendo este por caminar, subir escaleras, tareas del hogar, etc. Un 64% reconoce practicarlo. Ya el ejercicio intenso (gimnasio, natación, correr, ect.) lo practica un porcentaje menor, solo un 27,7%, y llama la atención que el 37% nunca realiza ejercicio intenso.

Destaca que el 43% de las encuestadas que son madres declaran no realizar nunca ejercicio físico intenso, frente al 30% de las que no tienen hijos.

Al indagar en los tipos de ejercicio más practicados, caminar es la actividad elegida por la gran mayoría, un 76,5%. Otras prácticas, como montar en bicicleta, bailar o pilates las realizan entorno al 23,5% de las mujeres encuestadas. Y la mitad de las encuestadas coinciden en que el motivo principal por el que hacen ejercicio es la salud.

martes, 27 de mayo de 2014

Beneficios del deporte en la salud física

Sobre el corazón

Disminuye la frecuencia cardiaca de reposo y, cuando se hace un esfuerzo, aumenta la cantidad de sangre que expulsa el corazón en cada latido. De esta manera la eficiencia cardiaca es mayor "gastando" menos energía para trabajar.Estimula la circulación dentro del músculo cardiaco favoreciendo la "alimentación" del corazón.

  • Sobre el sistema circulatorio: Contribuye a la reducción de la presión arterial. Aumenta la circulación en todos los músculos.

Disminuye la formación de coágulos dentro de las arterias con lo que se previene la aparición de infartos y de trombosis cerebrales.

Actúa sobre el endotelio, que es la capa de células que tapiza por dentro a las arterias segregando sustancias de suma importancia para su correcto funcionamiento, mejorando su actividad y manteniéndolo sano y vigoroso. Todo esto por una acción directa ya través de hormonas que se liberan con el ejercicio.

Mejora el funcionamiento venoso previniendo la aparición de varices.

Sobre el metabolismo

Aumenta la capacidad de aprovechamiento del oxígeno que le llega al organismo por la circulación.

Aumenta la actividad de las enzimas musculares, elementos que permiten un mejor metabolismo del músculo y por ende una menor necesidad de exigencia de trabajo cardíaco.

Aumenta el consumo de grasas durante la actividad con lo que contribuye a la pérdida de peso.

Colabora en la disminución del colesterol total y del colesterol LDL ("malo") con aumento del colesterol HDL ("bueno").

Mejora la tolerancia a la glucosa favoreciendo el tratamiento de la diabetes.
Incrementa la secreción y trabajo de diferentes hormonas que contribuyen a la mejoría de las funciones del organismo.

Mejora la respuesta inmunológica ante infecciones o agresiones de distinto tipo.

Fortalecimiento de estructuras (huesos, cartílagos, ligamentos, tendones) y mejoramiento de la función del sistema músculo esquelético contribuyendo efectivamente en la calidad de vida y grado de independencia especialmente entre las personas de edad.

Disminuye síntomas gástricos y el riesgo de cáncer de colon.

Sobre el tabaquismo

Los individuos que realizan entrenamiento físico dejan el hábito de fumar con mayor facilidad y hay una relación inversa entre ejercicio físico y tabaquismo.



Sobre los aspectos psicológicos

Aumenta la sensación de bienestar y disminuye el estrés mental. Se produce liberación de endorfinas, sustancias del propio organismo con estructura química similar a morfina, que favorecen el " sentirse bien" después del ejercicio.

Disminuye el grado de agresividad, ira, ansiedad, angustia y depresión.

Disminuye la sensación de fatiga. Le da más energía y capacidad de trabajo.

Sobre el aparato locomotor

Aumenta la elasticidad muscular y articular.

Incrementa la fuerza y resistencia de los músculos.

Previene la aparición de osteoporosis.

Previene el deterioro muscular producido por los años.

Facilita los movimientos de la vida diaria.

Contribuye a la mayor independencia de las personas mayores.

martes, 20 de mayo de 2014

Hábitos saludables

Alimentación sana

Lo primero es llevar una alimentación sana, las cantidades de cada uno de los nutrientes estén equilibradas entre sí. El grupo de expertos de la FAO OMS, estableció las siguientes proporciones:
  • Las proteínas deben suponer un 15 % del aporte calórico total, no siendo nunca inferior la cantidad total de proteínas ingeridas a 0,75 g/día y de alto valor biológico.
  • Los hidratos de carbono o azúcares nos aportarán al menos un 55-60 % del aporte calórico total.
  • Los lípidos o grasas no sobrepasarán el 30% de las calorías totales ingeridas.


Hacer ejercicio

El ejercicio físico es esencial para mantener una buena calidad de vida. La falta de actividad es una de las principales causas de debilidad y de una salud pobre. Está directamente relacionada con una serie de problemas como la artritis y el reumatismo. Además, los problemas de corazón se originan de una pobre circulación sanguínea (la cual podría mejorar a través del ejercicio).

No fumar y no beber alcohol

Tanto el tabaco como el alcohol pueden producir una mala calidad de vida por los efectos nocivos que tiene sobre el pulmón, circulación, corazón, hígado y predisponen a la formación de diferentes cánceres.

No tomar drogas

No tomar drogas, no sólo las ilegales, sino también los medicamentos pueden generar ciertas dependencias y problemas hepáticos o insomnio al dejarlos.

Desarrollo personal


Un estilo de vida saludable requiere que cambies tus hábitos actuales de vida, tus comportamientos y tus actitudes. Esto lo podrás hacer fácilmente si logras un desarrollo interno. De esa manera podrás cumplir el propósito que te hayas propuesto. Se debe evitar situaciones de estrés, cansancio laboral, etc. Hacer amigos y mantenerlos.

viernes, 16 de mayo de 2014

Beneficios de los 6 deportes más completos

BENEFICIOS DE CORRER

Correr es uno de los deportes más populares, por ser económico, sencillo y no estar sujeto a horario.

Es una de las actividades físicas que más Calorías consume.

Resulta un ejercicio eficaz para fortalecer piernas, muslos y glúteos. También ayuda a fortalecer brazos, hombros y abdomen y a colocar de forma correcta la espalda.

Como todo deporte, fortalece el corazón y el aparato respiratorio. También fortalece las articulaciones, los músculos, los ligamentos y los tendones. Reduce el estrés y mejora la calidad del descanso nocturno.

Los resultados de sus beneficios se notan a corto plazo.

Se puede practicar al aire libre, sobre el asfalto, el pasto o la playa; o bien dentro de un gimnasio en una banda sin fin.

Correr permite competir sin muchas dificultades. Durante todo el año se convocan infinidad de carreras para todos los niveles, lo que resulta ser una buena manera de poner a prueba la superación personal.

BENEFICIOS DE LA NATACIÓN

La natación es un deporte en el que se ejercitan casi todos los grupos musculares del cuerpo humano. Es, por tanto, una de las mejores y más completas actividades que puedes practicar.

Nadar resulta excelente para el sistema cardiovascular y respiratorio, además incrementa la flexibilidad de las articulaciones y ayuda a perder peso.

En el agua el peso del cuerpo parece ser mas ligero, por lo que favorece el movimiento en personas obesas o en aquellas que presentan patologías de columna.

BENEFICIOS DE ANDAR EN BICICLETA

Los deportes que se realizan al aire libre son muy favorables para todas aquellas personas que están sometidas a constante estrés.

El ciclismo contribuye al fortalecimiento de los músculos y huesos de las piernas, y ayuda a reducir la celulitis.

Favorece la salud del corazón y  permite una mejor circulación.

Es ideal para tonificar los músculos y perder grasa corporal.

El spinning te ofrece los mismos beneficios.

BENEFICIOS DEL YOGA

Previene o alivia enfermedades relacionadas con el estrés, problemas digestivos, de espalda o depresiones.

Te ayuda a conseguir un cuerpo flexible, aumentar la energía, liberar tensiones, corregir malas posturas e incorporar el oxígeno a tu cuerpo al respirar de forma correcta.

Para alcanzar sus beneficios se requiere de una práctica adecuada y constante.

El periodo del día recomendable para realizarlo es por la mañana, al levantarse, o por la tarde, antes de cenar.

Sus practicantes aseguran que el yoga proporciona las herramientas necesarias para establecer un equilibrio entre el cuerpo y la mente, y entre lo material y lo espiritual.

BENEFICIOS DEL PILATES

Se compone de ejercicios que combinan fuerza, resistencia, flexibilidad y control mental.
Es una opción aconsejable para quienes buscan alternativas en el ejercicio preventivo, corregir malas posturas o realizan terapias de rehabilitación por lesiones en columna, rodilla o clavícula.

Trabaja la musculatura profunda.

Debe realizarse bajo la guía y supervisión de entrenadores preparados,  pues es una técnica delicada y compleja. Su practica incorrecta puede causar lesiones.

CROSSFIT

Es un conjunto de disciplinas que integran una gran variedad de ejercicios que permiten a tu cuerpo conseguir fuerza y resistencia.

El entrenamiento incluye carreras de velocidad, gimnasia y levantamiento de pesas.
Las sesiones son de corta duración y de alta intensidad.

Suele practicarse en grupo.

Mejora la salud cardiovascular e incrementa la flexibilidad, agilidad, velocidad, coordinación, equilibrio y precisión.

Un entrenamiento correcto y constante puede aumentar el nivel de condición física y desarrollar la fuerza muscular mucho más rápido que los entrenamientos tradicionales en el gimnasio.

El crossfit prepara el cuerpo para todo tipo de actividades.

Los expertos recomiendan la práctica de 30 minutos diarios de actividad física, elige tu deporte preferido y vuélvelo parte de tu día.

martes, 13 de mayo de 2014

Tipos de dietas

Todas las personas somos diferentes y, por eso, existen varias dietas para perder peso que juegan con las calorías que se consumen y con la cantidad de macronutrientes (proteínas, hidratos de carbono o glúcidos y grasas). Para que en una decisión tan importante esté todo bajo control, es esencial acudir a un centro especializado para que te informen sobre cuál es la dieta más adecuada para ti.
  • Dieta Hipocalórica: Se basa en dar menor número de calorías que la energía que gasta una persona a diario, equilibrando los macronutrientes que se ingieren y se puede incrementar el número de proteínas, al disminuir las grasas e hidratos de carbono. Con esta dieta se logra que la toma de energía mediante los alimentos sea inferior que la energía que se consume, usando la grasa que esta acumulada para equilibrar la carencia energética.
  • Dieta de la Zona: Se come una proporción 40-30-30 de glúcidos, proteínas y grasas en cada comida. En este caso se recomienda dar prioridad a las grasas polisaturadas, apoyándose en la ingesta de Omega 3. La dieta de la zona permite que después de las comidas el pico de glucosa sea ínfimo, conservando la insulina en un nivel ideal para la salud. Se recomienda este tipo de dieta para diabéticos Tipo I.
  • Dieta Disociada: Consiste en realizar tres comidas con el primer plato verde (ensalada, verdura…) y un segundo plato que disocie la proteína animal, cereales y legumbres. De esta manera, se favorece la separación de los alimentos en función del grupo al que pertenecen, se obtiene una mejor explotación de los nutrientes y se genera un sobreesfuerzo que obliga al organismo al utilizar la grasa que tiene acumulada.
  • Dieta Macrobiótica: toma como base las rutinas de alimentación de los japoneses, por ejemplo, de la isla de Okinawa. En esta dieta se eliminan los alimentos azucarados, las grasas y frituras y recomienda la ingesta de pescado, frutas y verduras.



viernes, 9 de mayo de 2014

Influencia del deporte en la salud

El ejercicio físico mejora la función mental, la autonomía, la memoria, la rapidez, la "imagen corporal" y la sensación de bienestar, se produce una estabilidad en la personalidad caracterizada por el optimismo, la euforia y la flexibilidad mental.

Los programas de actividad física deben proporcionar relajación, resistencia, fortaleza muscular y flexibilidad. En la interacción del cuerpo con el espacio y el tiempo a través del movimiento, se construyen numerosos aprendizajes del ser humano. Esta construcción se realiza a través de una sucesión de experiencias educativas que se promueven mediante la exploración, la práctica y la interiorización, estructurando así el llamado esquema corporal.

En el V Congreso de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria se ha destacado la importancia de la realización de actividades deportivas para el desarrollo físico, psíquico y social. Además, el deporte tiene una gran influencia en la prevención de muchas enfermedades como la obesidad, la hipertensión y la diabetes.


Se estima que entre un 9 a un 16 por ciento de las muertes producidas en los países desarrollados pueden ser atribuidas a un estilo de vida sedentario. En el estado de salud de una persona este es un factor fundamental que se combina con otros determinantes importantes como la dotación genética, la edad, la situación nutricional, la higiene, salubridad, estrés y tabaco.